Somos lo que leemos

El día 23 de abril se celebra en todo el mundo el día del libro. El origen de este se remonta al año 1926 debido a que en esta fecha fallecieron importantes escritores como William Shakespeare y Miguel de Cervantes, así como uno de los más celebres poetas, Garcilaso de la Vega.

Al tratarse de una fecha tan simbólica para la literatura universal, en 1995 la UNESCO proclamó este día como el Día Mundial del Libro para rendir homenaje al libro y sus autores, para dar a conocer a los jóvenes los beneficios de la lectura en el enriquecimiento cultural y reconocer la gran aportación que supone en el progreso social, cultural e intelectual.

Este día se celebra de forma especial en Barcelona, donde las calles se llenan de libros y rosas y se conmemora la leyenda de Sant Jordi. La leyenda nos cuenta que había un dragón que atacaba a un pueblo. Los habitantes acordaron  que para satisfacerlo le darían de comer una persona al día escogida mediante un sorteo. Un día en tal sorteo salió escogida  la princesa y fue entonces cuando  apareció un caballero llamado Jorge que consiguió abatir al dragón, de cuya sangre brotó una rosa que le regaló a la princesa.

Por eso en Cataluña existe esta tradición popular que hace que compartan día de celebración ambos eventos, y por ello el día 23 se regalan rosas rojas (Sant Jordi) y libros (Día del Libro).

Tomando como punto de partida el Día del Libro y de Sant Jordi, que celebraremos el 23 de este mes, y la relación que existe entre la lectura y la cultura de un país, aprovechamos para compartir unas reflexiones sobre la importancia de la lectura en la sociedad digital. 

En esta época en la que predominan los soportes digitales y en la que hay un exceso de información publicada en Internet, los usuarios tendemos a leer más a través de los dispositivos electrónicos. Esto hace que  nuestras lecturas suelan ser rápidas y pocas veces por placer.

Podríamos decir que la sociedad del siglo XXI estamos infoxicados de contenido, acuñando el concepto de Alfons Cornella. El concepto infoxicación hace referencia al exceso de información provocada por la abundancia de contenidos en Internet que nos satura y nos impide disfrutar realmente de una buena lectura.

Todos sabemos que la lectura es importante, pero alguna vez te has preguntado ¿para qué? El simple hecho de leer tiene multitud de beneficios, entre ellos, el desarrollo de la creatividad y de la imaginación, reducir el estrés, frenar el deterioro cognitivo, mejorar habilidades sociales, también nos ayuda a incrementar el vocabulario, a mejorar la inteligencia, a tener una mente más abierta y crítica, y un largo etcétera de beneficios al incrementar nuestra lectura con atención y de manera concreta.

Sant Jordi es la oportunidad para volver a recobrar la costumbre de la lectura en nuestras vidas.  En AADIMATIQ   nos encanta disfrutar de una buena lectura y también nos hechizan todos los proyectos de traducción humanístico-literaria. En la traducción humanístico-literaria hay que tener muy en cuenta la correcta construcción y lo que significará nuestro trabajo para el entendimiento. En éstos proyectos de traducción tenemos el poder de hacer llegar esa obra a más personas y que otros sueñen tal y como lo hemos hecho nosotros.

Para finalizar, queremos compartir un fragmento del poema Oda al libro de Pablo Neruda y volver a sentir lo maravilloso que puede ser un libro:

 

ODA AL LIBRO (II)

LIBRO
hermoso, 
libro,
mínimo bosque, 
hoja
tras hoja, 
huele
tu papel
a elemento, 
eres
matutino y nocturno,
cereal, 
oceánico, 
en tus antiguas páginas 
cazadores de osos, 
fogatas 
cerca del Mississippi, 
canoas 
en las islas,
más tarde 
caminos
y caminos,
revelaciones, 
pueblos 
insurgentes,