Las traducciones juradas, un mundo por descubrir

En la actualidad, las traducciones juradas son uno de los tipos de traducción más solicitado tanto por usuarios particulares como por empresas, y son también un concepto por descubrir para mucha gente y muchas empresas.

En primer lugar, es necesario distinguir entre traducción jurídica y traducción jurada puesto que se trata de servicios que divergen substancialmente. Las traducciones jurídicas, por temática, guardan relación directa con toda la documentación vinculada al ámbito del derecho y las puede realizar todo traductor especializado en dicho campo. En cambio, las traducciones juradas deben desempeñarse por traductores jurados, que son aquellos que han superado una prueba y están homologados por los órganos competentes en cada país. En AADIMATIQ, nos ocupamos de gestionar la traducción jurada para asegurar la validez legal del documento que se presenta a las diferentes entidades mundiales.

El hecho distintivo de las traducciones juradas es que atañe a los documentos oficiales, que pueden ir desde un título universitario hasta a acuerdos comerciales de grandes multinacionales, pasando por documentación judicial, mercantil y notarial, declaraciones, patentes y marcas, legalización de contratos, etc. Además, este tipo de traducciones siempre tienen que ser presentadas en papel, ya que es necesario el sello del traductor jurado que acredita la veracidad y la correspondencia de la traducción con el documento original.

En el caso de las empresas, este tipo de traducciones no son únicamente un requisito imprescindible en muchos trámites legales y administrativos, sino que además abren muchas puertas y son de vital importancia para la internacionalización de la empresa. De hecho, los acuerdos comerciales o de colaboración con empresas extranjeras son algunos de los textos que se traducen con más frecuencia y que requieren esa validez legal. También se precisan este tipo de traducciones cuando una empresa decide establecerse en otro país, puesto que es necesaria la presentación de documentación legal de la sociedad.

No menos importante es la figura del intérprete jurado que, en el caso de AADIMATIQ, cuenta con una dilatada experiencia. Estos profesionales se encargan de los servicios de interpretación ante tribunales de justicia y pueden ofrecer un soporte muy valioso a empresas en el ámbito internacional.

Así pues, las traducciones juradas son una herramienta indispensable que ayudarán a consolidar vuestra empresa tanto a nivel local como internacional.