La traducción especializada

Actualmente, no resulta extraño ver un anuncio de una marca japonesa en español, leer que una empresa barcelonesa ha firmado un convenio con una empresa china, disponer de un manual de un electrodoméstico en ocho idiomas o ir a ver una obra de teatro de un dramaturgo alemán. Y todo ello es posible gracias al proceso de la traducción especializada.

La traducción especializada es aquella realizada por traductores expertos  en el área y sector que traducen. Estos conocimientos van más allá de nociones básicas o de carácter divulgativo, al referirnos  a sectores en los que se emplea una terminología y un lenguaje específico que los hace distintivos, incluso corporativos.

La traducción especializada se puede dividir en cuatro ejes principales, según sus modalidades:

- En primer lugar, tenemos la traducción divulgativa-publicitaria. El desarrollo  del trabajo  requiere evocar un sentimiento o una emoción en nosotros, a veces a través de un juego de palabras o una referencia cultural. Para ello es necesario precisión y conocimiento de la lengua y la cultura meta, transmitiendo el mensaje de forma localizada y exacta, además de estar a la vanguardia del marketing y la comunicación.

Otro ejemplo de traducción especializada es la traducción jurídico-económica. Los contratos, los convenios, las resoluciones e informes financieros se engloban en esta modalidad. Las empresas internacionales precisan de este tipo de traducciones a menudo para con sus filiales en otros países o para fluir con otras empresas. El traductor de esta modalidad debe tener siempre un dominio del lenguaje legal y financiero.

En esta lista también encontramos la traducción científico-técnica. Sea cual sea el sector para el que se traduzca, esta modalidad requiere la máxima precisión con una base muy sólida de conocimientos. Gracias a esta modalidad de traducción, las empresas de cualquier sector científico, técnico o industrial pueden fluir con otras similares para colaborar y crecer en import/export en productos y servicios a países de cualquier parte del planeta.

Un ejemplo más de traducción especializada es la traducción humanístico-literaria. Solemos leer traducciones de esta modalidad a todas horas: cuando leemos un libro de un autor extranjero, al leer un artículo del New York Times (p.ej.) en español o incluso leyendo una reseña de una obra de arte. Y no por ser tan común significa que su grado de exigencia sea menor.

En AADIMATIQ, contamos con un equipo de traductores que cubren todos los campos de la traducción especializada en un gran número de combinaciones lingüísticas,  expertos que pueden garantizar una traducción rigurosa, precisa y óptima.